Existen diversas prácticas que pueden ser implementadas para mejorar el rendimiento de un blog que utilice WordPress o cualquier otro CMS parecido. Es necesario llevar a cabo una serie de prácticas sencillas que podrían llegar a ser beneficiosas si notamos que nuestro sitio carga un poco lento. Aquí detallamos 5 consejos simples:

Mantener los plugins actualizados: a veces un simple bug en un plugin puede hacer que todo un sitio se ralentice. Esto no le gusta nada a Google y compañía, así que mantener los plugins actualizados siempre es una buena idea para tratar de evitar bugs.
Mantener WordPress actualizado: al igual que con los plugins, las nuevas versiones de WordPress suelen corregir pequeños defectos de las anteriores. Mantenerlo actualizado no hará daño a nadie.
Usa caché: usar un sistema de caché es muy importante. Sirve para aligerar el sitio, ayudando a que cargue más rápido y a que consuma una menor cantidad de recursos del servidor. Cachear el contenido más popular tiene muy buenos beneficios.
No sobrecargues los temas: el diseño web puede afectar al rendimiento de un sitio. Cuanto más simple sea y prolijo sea el tema que usas, mejor. Es posible tener una web con un tema simple y bonito sin perder nada a cambio.
Usa una CDN: una red de distribución de contenido (CDN) es ideal para cachear todo el contenido como imágenes y videos. Esto ayudará a que tu sitio cargue más rápidamente. CloudFlare es una alternativa gratuita y bastante popular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido